Doña María Coronel y Sevilla. Una historia que revive cada 2 de Diciembre

Sevilla, ciudad de historias, leyendas y fé. Todos los días 2 de diciembre se da la suma de estos factores. Y es que el cuerpo incorrupto de Doña María Coronel es expuesto a la vista para los visitantes que quieran contemplarlo.

La historia se remonta a la época del Rey Don Pedro I, apodado como "El Cruel" por algunos. Se enamoró de una joven sevillana, de la cual mando ejecutar a su padre y esposo con la decapitación por conspirar contra el.

No contento con ello, perseguía a la joven para que estuviera con el, hasta el punto que María Coronel, cansada de esa persecución, se arrojó aceite hirviendo al rostro, lo que le causó graves quemaduras desfigurando su rostro. Antes de esto, ya se escondió bajo tierra en un convento. Pero no sirvió, ya que el rey la encontró y entonces optó por arrojarse el aceite.

Tras estos hechos, fundó el Convento de Santa Inés, en el que hoy en día es expuesto su cuerpo, el cuál fue enterrado junto al de su familia. Al desenterrar el cuerpo, se observó que estaba incorrupto y fue entonces cuando se le construyó la urna de cristal donde hoy en día es expuesto.




    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)