La ciencia detrás de las canicas que tu vecino parece dejar caer por las noches

Esa canica imaginaria rebota varias veces, al principio son botes grandes que se van haciendo más pequeños progresivamente hasta que finalmente la canica se para.

Este sonido metálico repetitivo lo oímos todos, incluso cuando no hay niños ni canicas, incluso aunque en el piso de arriba no viva nadie. Y eso es porque aunque el sonido nos parezca inconfundible en realidad no lo produce una canica al caer.

El sonido se produce en las cañerías y es debido a un curioso efecto, conocido como pulso de Zhukowski o golpe de ariete.

Leer el artículo completo: Ciencia Xplora
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)