100 euros un frasco de aire en China

Los elevados índices contaminación de las grandes urbes de China han sido el punto de partida de una nueva iniciativa empresarial que consiste en vender aire embotellado.

El joven británico de 27 años Leo De Watts se está dedicando a embotellar frascos de aire puro del campo británico y vendérselos a los chinos adinerados.

Así, bajo la marca Aethaer, el joven empresario se dedica a recopilar aire fresco de regiones verdes de Gran Bretaña como Somerset, Gales y Dorset y lo vende en ciudades como Shanghai y Pekín, donde la calidad del aire es muy mala.

Leer el artículo completo: El Economista
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)