Una pequeña parroquia de Marchena tiene nueve cuadros de Zurbarán en su sacristía

Hay un factor muy curioso que se repite de forma irremediable en todos los pueblos y ciudades del mundo. Sus habitantes, por algo tan mundano como la costumbre y la rutina, obvian u olvidan que en los edificios más emblemáticos que dibujan el paisaje urbano, hay auténticos tesoros ocultos, cuando no es el mismo edificio en sí una joya. Esto pasa en las grandes capitales, pero también en las localidades más modestas.

Así, si se hace una encuesta a pie de calle en municipios como Marchena, Morón de la Frontera o Paradas, probablemente muchos se sorprenderían si supiesen que en la iglesia que tanto visitan, ya sea para ir a misa o porque se encuentra en la ruta habitual, se pueden contemplar cuadros de autores tan reconocidos e importantes como Francisco de Zurbarán o El Greco.

Leer el artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)