Así fue la epidemia de peste que desencadenó el declive de Sevilla

La peste negra o bubónica fue un mal que asoló varias ciudades durante los siglos XVI y XVII sobretodo. Esta enfermedad transmitida a través de las pulgas de las ratas se manifestaba con fiebres altas, dolores musculares y articulares y en una segunda fase aparecían bubas o protuberancias en las ingles, axilas y el cuello, pues se trata de una infección de los ganglios linfáticos.
La incidencia de esta enfermedad fue especialmente grave en Sevilla en el año 1649. La ciudad, que aquel momento poseía el monopolio del comercio con las Indias, hizo todo lo posible para evitar que el mal que afectaba al levante peninsular desde 1647 no llegase a su población, pero ni el corte del tráfico de personas y bienes ni los cordones sanitarios evitaron que llegase la temida plaga a la capital.

Según «Copiosa relación de los sucedido en el tiempo que duró la epidemia en la grande y augustísima ciudad de Sevilla, año de 1649», la epidemia llegó a la ciudad por medio de unos gitanos de Cádiz que trajeron unas ropas infestadas.

Leer el artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)