Un restaurante de China empieza a cobrar a sus clientes por respirar aire limpio

China es conocida desde hace años por la pésima calidad del aire en sus ciudades. La acumulación de vehículos, las calefacciones y centrales eléctricas alimentadas por carbón e inviernos que son muy secos en algunas regiones suelen tener como consecuencia niveles preocupantemente altos de contaminación, que esta temporada están superando los peores registros. Así que parecía sólo cuestión de tiempo que alguien comenzase a cobrar, literalmente, por el aire.

Un restaurante en la ciudad de Zhangjiagang, en la provincia de Jiangsu, ha comprado máquinas para filtrar la peligrosa contaminación como forma de complementar el servicio que ofrece a sus comensales, según informa el diario South China Morning Post.

Y aunque el precio no es excesivo -un yuan, menos de 15 céntimos de euro-, los clientes no tienen opción de rechazar el servicio, que les es facturado directamente al pedir la cuenta. No en vano, basta con entrar al local para disfrutar de aire limpio.

Leer el artículo completo: El Economista
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)