Los diez vestigios de la Sevilla romana

Los romanos la llamaron Híspalis, la undécima ciudad en la jerarquía del Alto Imperio. Sevilla fue romana desde el año 206 antes de Cristo, cuando el general Escipión entró al mando de sus ejércitos para acabar con los cartagineses que defendían la ciudad. Julio César la denominaría Iulia Romula Hispalis convirtiéndose esta metrópolis en uno de los centros industriales más importantes de la Bética. Ya en el año 49 antes de Cristo la Híspalis romana poseía muralla, foro y construcciones que han logrado superar el paso del tiempo llegando hasta la actualidad.

1. El foro romano. El área alrededor de la actual Plaza de la Alfalfa constituía el punto de encuentro del cardo maximus que transcurría de norte a sur, desde la actual iglesia de Santa Catalina hasta la calle Abades y el Decumano mayor que transcurría de este a oeste desde la actual iglesia de San Esteban en la calle Águilas hasta la plaza del Salvador. En esta zona se encontraban el foro de la época imperial romana, que comprendía templos, termas edificaciones públicas y mercados.

Leer el artículo completo: Sevilla Ciudad
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)