Las ruinas sumergidas de Alejandría serán un museo arqueológico subacuático

¿Qué pasa si se descubren unas portentosas ruinas arqueológicas pero, por avatares de la historia y la naturaleza, están sumergidas bajo el agua? ¿Se dejan reposar allí para siempre, condenadas a deteriorarse progresivamente y con acceso sólo para los expertos? Así era hasta ahora cuando el yacimiento era demasiado grande para rescatarse. Pero eso podría cambiar.

Y es que ya hay un proyecto concreto para un lugar concreto. Me refiero a la ciudad egipcia de Alejandría, cuyo casco antiguo se hundió en la bahía tras un devastadorterremoto ocurrido en el año 365 d.C. Los temblores se llevaron por delante una cuarta parte de la ciudad, incluyendo la famosa biblioteca y el palacio de Cleopatra, y matando a unas cincuenta mil personas. Otros seísmos posteriores continuaron demoliendo la urbe; el célebre faro, por ejemplo, se vino abajo a causa de los dos acaecidos en los años 1303 y 1323.

Dos milenios después, aquella parte del Mediterráneo en la que también se hundieron Heraklion y Canopo o en cuyas inmediaciones se situaba la bahía de Abukir, escenario de una de las victorias navales más espectaculares de Nelson, fue localizada e investigada por los arqueólogos, que en sucesivas misiones subacuáticas a partir de los años sesenta fueron sacando a flote multitud de obras de arte: estatuas, capiteles, columnas, pecios… El grueso, sin embargo, permanecía en aquel mundo silencioso y semioculto.

Leer el artículo completo: La Brujula Verde
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)