Una auténtica ciudad fantasma que lleva ardiendo desde 1962

En un pequeño pueblo al este de Estados Unidos, en el centro de Pensilvania, un incendio imposible de apagar acabó con la localidad que hoy en día se conoce como Centralía, «la ciudad fantasma». Este pueblo, que sigue en llamas nada menos que desde 1962, se ha convertido en un atractivo turístico para los amantes de las escapadas diferentes y con cierto sentido aventurero.

Esta ciudad se abandonó completamente a principios de los 80 tras un incendio que se originó limpiando un vertedero en las minas de carbón abandonadas. La imposibilidad de extinguir el fuego en el momento acabó con gran parte de la localidad, que se transformó en una ciudad fantasma donde miles de turistas llegan solo a ver lo que ha quedado de ella. Si bien, un cartel a la entrada explica lo que fue Centralia y el peligro que todavía pervive, ya que lo poco que queda de ella todavía se puede venir abajo.

Leer artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)