La mosca española, el venenoso afrodisíaco que pudo matar a Fernando «El Católico»

El «Lytta Vescicatoria» –conocido vulgarmente como cantárida o como «la mosca española»– es un insecto coleóptero de un llamativo color verde esmeralda que anida en el suelo y vive predominantemente en climas cálidos. Pero no es su aspecto lo que más llama la atención sobre este insecto, sino los efectos que causa en la salud humana. 

Al menos desde tiempos de los romanos, la civilización occidental conocelas facultades vigorizantes de «la mosca española» a nivel sexual, similar al producido por la actual Viagra. Uno de los que lo sabía –según apuntan las propias fuentes de la época– era el Rey Fernando «El católico», que lo empleó junto a los testículos de toro y otros productos presuntamente afrodisíacos con el objeto de engendrar un hijo con su segunda esposa, la joven Germana de Foix. Probablemente fue el abuso de esta sustancia, que en la Italia renacentista había sido también un producto predilecto de envenenadores y conspiradores, lo que acabó por quebrar su estropeada salud.

Abrasivo, vasodilatador y viagra natural

La «mosca española» habita en ecosistemas cálidos y subtropicales (en América existen más de 250 especies de la misma familia) y en la Península ibérica es frecuente encontrarla en bosques de fresnos, saúcos, fresnos o en las hojas tiernas de los olivos.Usada en polvo, de color marrón amarillento tirando a marrón aceituna con reflejos iridiscentes, de olor desagradable y sabor amargo, sucontacto con la lengua puede deja muestra de su acción vesicante (que causa ampollas). Esta capacidad de provocar abrasión ha sido aprovechada por médicos de distintos periodos encaminado a generar ampollas capaces de facilitar la absorción de medicamentos contra otro tipo de afecciones, siendo probablemente la causa del fallecimiento del caudillo Simón Bolivar. Según narra Gabriel García Márquez en su obra «El General y su laberinto», a Bolivar le fue recomendado por el doctor Révérend el empleo de parches de cantárida para tratar un catarro que nunca superó. Precisamente fue este efecto dañino lo que situó la cantárida como una sustancia imprescindible en los boticarios de los mejores envenenadores de todos los periodos.

Leer el artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)