Diluvio en el desierto del Sáhara

"En 40 años, nunca habíamos visto llover así". Las lluvias torrenciales que han caído en el desierto del Sáhara han provocado grandes inundaciones en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia).

Paradójicamente, la añorada agua que nunca cae en el desierto ha llegado con demasiada fuerza y está causando efectos devastadores en las frágiles edificaciones de los campamentos, en los que viven 168.000 saharauis que huyeron del Sáhara Occidental tras la ocupación marroquí.

Tras cinco días de intensas lluvias y de fuertes tormentas de arena, 1.200 jaimas y viviendas han sido arrasadas por las inundaciones. "Las casas de adobe no tienen paja y se diluyen como los azucarillos. La lona de las jaimas también se pudre y se deshace con el agua. Es una situación muy difícil porque la gente no tiene dónde refugiarse", explica José Taboada, presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (Ceas).

Leer el artículo completo: El Mundo
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)