La Capilla Real, la joya renacentista de la Catedral gótica de Sevilla

A la Capilla Real de la Catedral de Sevilla le falta estos días su gran razón, que ha ido hasta el altar de plata para su novena, en espera de esa mañana de agosto en la que se reencuentra con el aire libre de Sevilla como techo y miles de almas de devotos y fieles como suelo.

Es la Virgen de los Reyes la que ha convertido esta capilla renacentista de mediados del XVI, cabecera de la Seo, adosada al gótico catedralicio, que con ella se abomba en el exterior, en auténtico centro mariano siempre abierto a sus miles de peregrinos, sevillanos capitalinos y de todos los puntos de la provincia, tanto los que se acumulan en su mañana del día 15 como los fieles practicantes que acuden a las misas diarias con horarios para todas las necesidades, sea bajo las inclementes olas de calor o envueltos en el frío sorprendente de algunos inviernos. Porque si hay una máxima que se cumple en este recinto sagrado es la de atender a los fieles, y así lo demuestran tanto las eucaristías, como las seis horas, entre las mañanas y las tardes, dedicadas las confesiones que atienden los capellanes reales.

Nada hubiera pervivido en el perfecto engranaje místico en torno a la Virgen de los Reyes sin el celo de los capellanes reales de San Fernando y del Cabildo Catedral, al que se une su Asociación de Fieles, impulsada por el hoy beato Marcelo Spínola en 1905, en el primer aniversario anual de su coronación canónica. Hasta 1998, la Seo tuvo dos cabildos, el de los capellanes reales, con exigencia de limpieza de sangre, y el propio catedralicio.

Leer el artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)