Jing-Jin-Ji, la megalópolis china del futuro que tendrá más de cien millones de habitantes

Parece el escenario de una película de ciencia-ficción, pero es el futuro que le aguarda a Pekín como capital del país más poblado del planeta. Con 22 millones de habitantes y 16.807 kilómetros cuadrados, de los que 2.738 conforman el núcleo urbano, esta jungla de asfalto plagada de rascacielos ya se ha quedado tan pequeña que sus autopistas y circunvalaciones están colapsadas hasta de noche, las colas son eternas para montarse en sus abarrotados autobuses, las paradas de metro en los distritos de oficinas deben escalonar la entrada de pasajeros en las horas punta y su flota de casi 70.000 taxis hace años que dejó de ser suficiente.

Lo peor de todo es que, dentro del desarrollo insostenible de China, a Pekín no le espera más que seguir creciendo por la masiva llegada de emigrantes procedentes del campo atraídos por las oportunidades que ofrece la gran ciudad. Para organizar esta frenética urbanización, espoleada por el crecimiento económico de las últimas décadas, el régimen chino ya planea expandir la capital por una gigantesca área metropolitana que se extenderá a la vecina ciudad costera de Tianjin, que suma una población de 14 millones de personas a 140 kilómetros de distancia, y a la provincia de alrededor, Hebei, que cuenta con una superficie de 187.700 kilómetros cuadrados y 73 millones de habitantes.

Leer el artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)