La heroica judía que evitó que los nazis practicasen la eutanasia a su bebé en un campo de concentración

Muerte, sangre y una destrucción que nunca se había visto hasta entonces en la Historia. El nazismo y Adolf Hitler hicieron que los poco más de seis años que duró la Segunda Guerra Mundial fueran sinónimo de un dolor inconmensurable para los miles de presos encarcelados en otros tantos campos de concentración. Con todo, durante esa época los reos también protagonizaron historias de superación en las que lograron sobreponerse a aquel sufrimiento. Precisamente una de ellas fue la de Anna Kauderová, una joven checa que, sin llegar a los treinta años y a pesar de haber sido encarcelada en Auschwitz yMauthausen, logró esconder a los guardias que estaba embarazada y dar a luz a una niña (Eva) que, finalmente, sobrevivió a aquel horror. Todo ello, arriesgando su propia vida. Y es que, si los alemanes se hubiesen percatado de que estaba encinta, habrían acabado con su vida.

Lo historia de Anna y Eva es una de las que ha recopilado la escritora y periodista del Wendy Holden en su último libro «Nacidos en Mauthausen» (RBA). En la obra, la británica narra la vida de tres mujeres que lograron escapar de demonios ataviados con la esvástica como Josef Mengele para, tras todo tipo de penurias, dar a luz a sus pequeños en este campo de concentración ubicado en Austria. «El libro trata de tres madres que desafían a la muerte para poder garantizar la vida de sus hijos. Tres madres que, cuando empezó la guerra, eran jóvenes y, aunque provenían de familias acomodadas, tuvieron que soportar los mayores horrores de la guerra. Fueron madres que, además de ser capaces de tener a sus hijos en un campo de concentración, les construyeron vidas nuevas una vez que salieron de allí», explica la autora.

Leer el artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)