La quimioterapia podría ser culpable de la aparición de células cancerígenas

El cáncer es una gravísima enfermedad que destruye todo lo que encuentra a su paso. Ataca con fuerza cuando menos se espera y acaba con la vida de miles y miles de personas cada año. Una de las razones es la inexistencia a día de hoy de un tratamiento adecuado que frene por completo su desarrollo. La quimioterapia es el que más se emplea junto con la radioterapia para luchar contra el cáncer, pero, además de sus incontables efectos secundarios, ya que destruye todas las células que se dividen, no sólo las malignas, podría convertirse en una aliada de la enfermedad que genera células cancerígenas.

En esencia, la quimioterapia consiste en administrar al paciente con cáncer fármacos capaces de interferir en algunas de las etapas del hiperactivo ciclo celular de las células cancerosas. No hay que olvidar que éstas tienen el don de dividirse indefinidamente. Como consecuencia, durante el tratamiento, los pacientes experimentan una considerable disminución de los glóbulos de la sangre, sufren diversas alteraciones en las mucosas y pierden temporalmente el pelo.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Coimbra (Portugal) ha descubierto que, además de todos sus aspectos negativos, podría ser la propia quimioterapia la que generase células cancerígenas, y es que estás células no tienen necesariamente un solo origen, sino que pueden proceder de más de un tronco.

Leer el artículo completo: Ciencia Xplora
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)