La comida más famosa del mundo nació en la tumba de una momia del Antiguo Egipto

No importa si eres la persona más castiza de La Tierra o acabas de aterrizar procedente de Marte, da igual que disfrutes comiendo pescadito frito o seas un acérrimo defensor de la comida vegetariana.Una hamburguesa es una hamburguesa. Redonda, con pan de sémola, lechuga, tomate, pepinillo... ¡qué más da! Si se te está haciendo la boca agua mientras posas tu mirada en la imágen que precede a estas líneas. Puede que nunca te hayas cuestionado de donde procede el alimento que dio sentido al bote de ketchup, al plato cuya etiqueta varía desde la exquisita categoría gourmet a la opulenta y muy demandada «comida basura». Puede que antes de terminar de leer ya tengas ganas de comer una. O puede que te quedes hasta el final y la rueda del ratón o la pantalla del móvil sufran las consecuencias del voraz apetito que te impidió esperar al final para no manchar de grasa tan preciados instrumentos.

Si desde hace décadas, EE.UU. es el país por antonomasia de la hamburguesa, al otro lado del globo, mucho, muchísimo tiempo atrás, alguien descansaría para siempre con el embrión de la misma. En «El Gran Libro de las Cosas» (La esfera de los libros, 1995), Pancracio Celdrán se hace eco de su origen y resume que «dos tortas de pan con un pastel de carne, horneadas hace cuatro mil años, acompañaban la momia de un alto dignatario egipcio cuya tumba se descubrió a principios de nuestro siglo en las cálidas arenas del viejo país del Nilo. Se trata seguramente de la primera hamburguesa de la Historia».

Leer el artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)