Khatyn, la sangrienta masacre en la que los nazis quemaron vivos a bebés y niños

Marzo, día 22 de 1943. En plena Segunda Guerra Mundial, una unidad de las temibles SS nazis (las tropas más ideologizadas de Adolf Hitler) llega al pequeño pueblo bielorruso de Khatyn. Su sed de venganza es insaciable, pues acaban de perder a uno de sus oficiales por el ataque de un grupo de soldados enemigos. Sin mediar palabra sacan a un pueblo entero de sus casas. Mujeres con bebés en sus brazos, niños, enfermos y hombres de todas las edades. Cegados por la ira, obligan a una buena parte de ellos a meterse en un cobertizo, que cierran a cal y canto y al que posteriormente prenden fuego. Es su cruel forma de reparar el agravio que acaban de sufrir y llevar, de paso, a149 inocentes a la tumba.

Este cruel episodio de la Historia, que bien parece sacado de una película de ciencia ficción, sucedió realmente y vuelve a estar en boca de muchos afectados por la contienda. No es para menos pues, como bien han señalado varios diarios internacionales, la semana pasada dejó este mundo Vladimir Katriusk, un aparentemente inofensivo apicultor de 93 años que, en otra época, ayudó –presuntamente- a perpetrar la masacre de Khatyn. Conocido por ser el segundo criminal de guerra nazi más buscado por el centro Judío Simon Wiesenthal, su muerte ha indignado al mundo. No por el fallecimiento en sí, sino porque se había solicitado que se reabriera su caso para que fuese juzgado y condenado por sus crímenes.

Leer el artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)