El absurdo plan secreto para convertir a Hitler en una mujer mediante hormonas

Dicen las malas lenguas que Adolf Hitler sufrió más de un centenar deintentos de asesinato y otros tantos de envenenamiento. La lógica nos permite aceptar esta idea, pues los aliados consideraban que, si acababan con la cabeza visible del nazismo, lograrían poner punto y final a la Segunda Guerra Mundial. Es por eso que, allá por 1944, vieron la luz multitud de planes absurdos para lograr acabar (o al menos incapacitar) al «Führer». Entre ellos, uno de los más absurdos consistía en intoxicar su comida con hormonas femeninas para que su carácter se «dulcificase».

Así lo afirma, al menos, Brian Ford –profesor de la Universidad de Cardiff- en su libro, «Secret Weapons: Technology, Science and the Race to Win World War II» (publicado en 2011). En él, hace referencia a su vez, y de forma pormenorizada, a los diferentes y extraños inventos que los británicos desarrollaron en el laboratorio privado de Churchill(muchos de ellos, destinados a los espías del país). No fueron los únicos, pues también destacaron otros como lanzar serpientes venenosas sobre las tropas nazis en plena contienda o utilizar una gigantesca rueda de madera cargada de explosivos (el «Panjandrum») para derribar las posiciones enemigas.

Leer el artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)