¿Y si la Vía Láctea tuviera otra galaxia dentro?

No estaban muertas, sino escondidas. Millones de antiguas galaxias,que los invesigadores consideraban casi extinguidas, podrían en realidad «seguir vivas» y permanecer ocultas a la vista tras densos «escudos de estrellas» robados a otras galaxias. Incluso la Vía Láctea, nuestro hogar espacial, podría «llevar dentro» una de estas galaxias antiguas. El hallazgo se acaba de pulbicar en The Astrophysical Journal.

En 2005, los astrónomos hallaron que en el Universo más joven y distante se daba un misterioso exceso de galaxias esféricas compactas. Dichas galaxias, que suelen tener cerca de un tercio del tamaño de las que, con la misma forma y masa, podemos ver aún a nuestro alrededor eran, en efecto, muy abundantes hace unos 11.000 millones de años, pero escasean mucho en la actualidad. De hecho, el Universo cercano está dominado por grandes galaxias elípticas (cúmulos gigantes de estrellas y sin apenas estructura) y por espirales como nuestra propia Vía Láctea.

«Pensábamos que prácticamente todas las galaxias esféricas compactas habían desaparecido del Universo -afirma Alister Graham, de la Universidad Swinburne de Tecnología en Melbourne, Australia-. De hecho localmente encontramos muy pocas de ellas, apenas un puñado».

Leer el artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)