La leyenda de la casa encantada con duendes que exorcizó la Inquisición

Si caminando por la calle Princesa, a la altura del Palacio de Liria les sorprende un duende no se asusten... o sí. Se supone que desaparecieron de la zona cuando se derribó la llamada casa del Duende que había en la esquina con la calle Conde Duque. El edificio fue derribado por el pavor que estos pequeños seres infundieron en el Madrid del siglo XVIII. Pero no su macabra historia.

La leyenda sitúa esta casa encantada muy cerca de los cuarteles del Conde Duque. Un edificio que en sus sótanos acogía cada noche a lo más granado de la delincuencia y la marginalidad en un local que servía de taberna. Cierta madrugada, sus clientes se enzarzaron entregritos e insultos a cuenta de las trampas que uno de ellos había realizado jugando a las cartas. En mitad de la disputa por el reparto de las ganancias del juego, apareció, sin saber cómo ni cuándo, un enano exigiéndoles que guardaran silencio y desapareció tan rápido como un relámpago.

Leer el artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)