El altramuz reclama su sitio como legumbre de futuro

A pesar de ser una excelente fuente de proteínas para consumo humano y animal, el altramuz no ha alcanzado aún la categoría de alimento en nuestro país, y su papel queda relegado «a la de un simple aperitivo o chuchería de feria», asegura Manuel Barrera, gerente de la fábrica «Saladitos», principal empresa productora de altramuces envasados a nivel mundial, situada en el municipio sevillano de Paradas.
Manuel pertenece a la tercera generación de maestro altramucero, un oficio que aprendió su abuelo «en otros tiempos», cuando el cultivo «era más popular y estaba más extendido por la provincia, siendo habitual en los suelos arenosos del Aljarafe, Benacazón, Umbrete y Villamanrique, donde lo único que se daba bien era el altramuz».

La producción de esta leguminosa se redujo a más de la mitad en la década 1996-2006, pero en los últimos años «los precios en origen se han mantenido estables, y aunque el cultivo no es la salvación de la agricultura, sí que resulta rentable en comparación con otros sectores productivos, lo que ha aumentado el interés de muchos agricultores, aunque sigue siendo un cultivo minoritario», señala el empresario.

Leer el artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)