Santa Rita y el conjuro infantil de «lo que se da no se quita»

«Santa Rita, rita, rita, lo que se da no se quita». Quién no ha usado de niño esta expresión cuando alguien reclamaba algo que anteriormente había regalado sin saber que con este conjuro infantil invocaba a la «patrona de lo imposible». Por este apelativo se conoce a Santa Rita de Casia, una piadosa italiana que se ganó pronto el cariño popular por haber pasado por las penas y vicisitudes de una mujer de su tiempo.

Margarita Lotti, como en realidad se llamaba la santa, nació en la pequeña localidad italiana de Rocca Porena en 1381. Hija única, pronto quiso ingresar en un convento, pero sus padres la obligaron a casarse con apenas 12 años con Paolo di Ferdinando di Mancino, un hombre cruel y violento que constantemente la maltrataba y humillaba, según algunas crónicas. Durante 18 años soportó Rita este terrible matrimonio, rogando a Dios que convirtiera a su esposo, hasta que éste fue asesinado un día de vuelta a su casa. Un año después, la epidemia de peste se llevó a sus dos hijos, Feltrinelli y Paolo Maria, por los que también rezaba pues habían salido al padre. Cuentan que sus oraciones dieron fruto y que poco antes de morir los tres habían cambiado a mejor.

Leer el artículo completo: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)