El infortunio del último emperador inca, que murió por su dominio del ajedrez

Cuentan que el último emperador del actual Perú, de nombre Atahualpa, era un hombre muy inteligente pero poco diestro en el arte de la guerra, que necesitó trece batallas para derrotar a su predecesor en el cargo de emperador.
Su reinado comenzó en 1532 y fue tan breve como desafortunado, pues el 15 noviembre de ese mismo año fue arrestado por las tropas de Francisco Pizarro. Explica Ramón J. Sender en su libro «Túpac Amaru» (Navona), que Atahualpa debía ser un hombre muy listo, que aprendió a jugar al ajedrez solo, sin que nadie le enseñara, solamente observando cómo lo hacían sus captores.

Una tarde, un grupo de capitanes encargados de su custodia en el Palacio Real se entretenía jugando al ajedrez. Lo hacían sobre un tablero pintado en la mesa y con figuritas hechas de barro. Un día, mientras Hernando de Soto yAlonso Riquelme jugaban, fue el primero a mover un caballo cuando el emperador inca le tocó el hombro y le dijo: «No capitán. La torre. Mejor la torre». Hernando se fió se aquel indio y pocos movimientos después dio jaque mate a Riquelme.

Fuente: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)