La huella templaria en Sevilla

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y el Templo de Salomón, más conocida como Orden del Temple, tuvo su presencia en Sevilla aunque con su prohibición en el siglo XIV casi se borró del mapa todo rastro de la misma.

La Orden del Temple está rodeada de misterios como la búsqueda del Santo Grial o el descubrimiento de la Sábana Santa. Fue fundada en 1118 por nueve caballeros siendo el Gran Maestre Hugo de Payens y con la función de proteger a los peregrinos que visitaban Tierra Santatras la Primera Cruzada. Estos caballeros recibían una formación espiritual además de militar por lo que debían respetar los votos de pobreza, obediencia y castidad, si bien existían caballeros terciarios que estaban desposados.

El salto a Europa se produjo cuando Hugo de Payens recibió permiso del Rey Balduino II de Jerusalén para ir a Roma a oficializar la situación de la Orden. Con el apoyo del monje Bernardo de Claraval, el cual fue el redactor de los principios y reglas mediante las cuales se oficializó la actividad de la Orden, consiguió la aprobación de la Iglesia Católica durante el Concilio de Troyes en 1129, siendo Papa Honorio II. El principal interés de los templarios en Europa era económico y de poder. Sin embrago, en la Península Ibérica, territorio ocupado por los musulmanes, el interés es el de una Cruzada, la lucha contra el infiel, y es al participar en la reconquista del territorio peninsular cuando el Temple se convierte en una auténtica fuerza militar.

Fuente: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)