La pulga que se alimentaba de dinosaurios

Investigadores de la Universidad de Pekín han encontrado en China el fósil de una nueva especie de pulga, de 125 millones de años, denominada “Saurophthyrus Exquisitus”. El estudio, publicado en la revista “Current Biology”, revela que este parásito tenía boca y cuerpo más pequeños que las pulgas gigantes, aunque más grandes que las actuales. Esta nueva especie puede explicar la transición de estos seres.
El pasado año, el equipo dirigido por Chungkun Shih, de la Universidad de la capital china, descubrieron el resto fósil de pulga más antiguo conocido hasta ahora. Estos parásitos, conocidos como “Pseudopulicidae”, databan de hace 165 millones, y fueron localizados en el noreste del país. Estos insectos tenían hasta dos centímetros de largo, un aparato chupador en forma de sierra, genitales externos, ojos reducidos y antenas cortas.
“Las pulgas de entonces necesitaban una herramienta especial para cortar a través de la gruesa piel para llegar a la sangre, y que el anfitrión no se enterase”, explicó Shih. Sin embargo, las pulgas de hoy en día poseen cuerpos de cinco a diez veces más pequeños, bocas más reducidas y piernas más largas para saltar.
Fuente: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)