La restauración del «Cordero Místico» de Gante revela nuevos enigmas

Un rostro inesperado bajo el cielo de la ciudad es una de las varias sorpresas que los restauradores de «El Políptico de Gante», el célebre «Cordero Místico», han encontrado en los primeros nueve meses de trabajo. Nadie sabe todavía a quién representa ese rostro, ni quién lo pintó, pero es seguro que se encuentra en las capas inferiores de la pintura original en el panel de «La Anunciación» y que es, por tanto,contemporáneo o anterior a la ejecución del cuadro. Un nuevo misterio para añadir a la riquísima colección de enigmas que rodea a la obra maestra de los hermanos Van Eyck, la joya de la catedral de San Bavón de Gante, que ni siquiera Felipe II pudo comprar.
El Real Instituto del Patrimonio Artístico (IRPA) de Bélgica acaba de anunciar los primeros resultados de un trabajo de restauración monumental, que durará años, pero que pretende devolver su esplendor a una de las obras esenciales de la historia de la pintura europea. Los restauradores se proponen no solo mejorar su estado sino aclarar algunos de los secretos de la obra, pero al mismo tiempo aparecen nuevos interrogantes sobre el origen de una obra esencial en la Historia del Arte.

Por los célebres cuatro versos escritos en latín que incluye el políptico se sabe que el cuadro lo empezó Hubert van Eyck, pero lo terminó su hermano Jan a partir del fallecimiento del primero en 1426, por lo que uno de los objetivos es definir precisamente qué partes de la obra pintó cada uno de ellos. El cuarteto define a Hubert como «maior quo nemorepertus» (mejor que cualquier otro) y a su hermano Jan y continuador, «segundo en el arte».
Fuente: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)