El Museo del Louvre exhibe el mosaico de Lod, un asombroso bestiario romano del siglo III

El espectacular mosaico romano es una explosión de vida. Dominado por mamíferos, aves y peces reales —salvo por dos monstruos marinos, uno de ellos acechando a las dos embarcaciones que son la única referencia al ser humano— se perfila como un bestiario de criaturas exóticas y autóctonas que conviven con relativa calma en los compartimentos geométricos de la obra.

Descubierto por casualidad durante la construcción en 1996 de una autopista entre Tel Aviv y Jerusalén, el mosaico israelí de Lod (la ciudad cercana a Tel Aviv en la que se encontró) data del año 300, cuando el Imperio Romano ya había extendido sus dominios por Oriente Medio. El conjunto de paneles —que no fue desenterrado hasta el año 2009, cuando se pudo garantizar la excavación y la restauración al completo— se presentó al público por primera vez en 2010 en el Metropolitan Museum de Nueva York y ahora inicia su itinerario por Europa.

La primera parada europea del mosaico es el Museo del Louvre de París, que lo exhibe hasta el 19 de agosto en la Cour du Sphinx, una sala (cerrada al público durante varios años y que ahora se reabre para la ocasión) cercana a otras que exponen objetos de las provincias que el Imperio Romano poseía al este del Mediterráneo. El centro acompaña la exhibición de una guía audiovisual que detalla los elementos de la obra.
Fuente: 20 Minutos
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)