El día en que el Sol atraviesa el eje de Stonehenge

Druidas, hippies, devotos del sol y decenas miles de curiosos se congregan cada año para celebrar el solsticio de verano en Stonehenge. En este día, el sol atraviesa el eje de este santuario megalítico del condado inglés de Wiltshire formado por 17 menhires de hasta 45 toneladas dispuestos en un orden cuya significación astronómica aún se desconoce y que ha sido objeto de mitos, leyendas y de la investigación académica durante más de ocho siglos.
¿Fue un templo en honor al sol? ¿Un observatorio astronómico? ¿Un cementerio de reyes? ¿Una especie de «Lourdes» neolítico al que iba la gente en busca de curaciones milagrosas? ¿O fue construido para explicar un enigmático efecto sonoro? Los investigadores aún siguen con sus pesquisas para intentar explicar, entre otras cuestiones, cómo lograron los antepasados de los británicos actuales que desde el centro de este complejo de 104 metros de diámetro se vea cómo la cima de la piedra Heel Stone coincide con la salida del sol durante el solsticio.

Se sabe que las piedras azules que forman el mítico monumento prehistórico son de origen volcánico y proceden de Gales, de la zona de Preseli Hills, a más de 250 kilómetros de distancia. ¿Cómo llegaron hasta allí? ¿Cómo fueron colocadas? Algunos científicos piensan que las rocas fueron trasladadas a Stonehenge por humanos hace unos 5.000 años. Otros señalan, por el contrario, que fueron arrastradas hasta allí por movimientos glaciares hace cientos de miles de años.
Fuente: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)