El ladrón arrepentido de la piedra de los templarios


Durante una semana ha estado desaparecida una valiosa piedra, un bloque tallado, de considerable peso, que formó parte de los muros del histórico conjunto fortificado que los templarios tuvieron en Monzón (Huesca) durante la Edad Media. El peculiar robo se ha resuelto con rapidez, porque el mismo (o los mismos) que se lo llevaron lo han devuelto, de forma anónima.
La voluminosa piedra lleva grabada la cruz templaria, identificativo con el que los monjes guerreros dejaron su huella en este sillar. De ahí su especial valor histórico.
Fue sustraído a mediados de la semana pasada. Estaba a ras de suelo, ligeramente enterrado, así que no tuvieron que excavar mucho para cargarlo y llevárselo. Un ciudadano fue quien alertó de lo ocurrido: Javier Serena, amante del castillo de Monzón y de su entorno histórico, se dio cuenta de que faltaba la peculiar roca tallada y dio la voz de alarma a través de las redes sociales. Eso dio pie a que el Ayuntamiento presentara una denuncia y comenzaran a investigar las fuerzas de seguridad.
Fuente: ABC
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)