Un incendio planetario acabó con los dinosaurios tras el gran impacto


Hace 66 millones de años un gigantesco asteroide del tamaño de una montaña chocó contra la Tierra en lo que ahora es el estado de Yucatán en México. El impacto dejó un cráter submarino de casi 180 km de diámetro. Exactamente en el mismo momento se produjo lo que se conoce como la extinción en masa del final del Cretácico, en la que desaparecieron los dinosaurios. Las pruebas del choque de la roca espacial -posiblemente de 10 km de diámetro- se encuentran reflejadas en las capas terrestres correspondientes a esa época, pero los detalles del evento, incluyendo lo que precisamente pudo causar la extinción global, todavía son objeto de debate. ¿Hubo otras causas además del choque del visitante espacial?
Algunos científicos tienen la hipótesis de que, dado que el material expulsado por el impacto se habría calentado drásticamente cuando volvió a entrar en la atmósfera de la Tierra, la radiación de infrarrojos resultante de la atmósfera superior habría encendido incendios en todo el mundo aniquilado a todo ser viviente, excepto a los animales y plantas que estaban resguardados bajo tierra o bajo el agua.

Otros científicos han cuestionado la hipótesis del fuego global sobre la base de varias líneas de evidencias, incluyendo la ausencia de carbón -que sería un signo de extensos incendios- en los sedimentos del límite Cretácico-Paleógeno (K-Pg). También han sugerido que el hollín observado en la capa de escombros en realidad fue originado en el mismo lugar del impacto, no por los incendios generalizados causados por volver a caer del cielo.
Fuente: ABC.es
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)