Podría ir a la cárcel por su risa


En EE UU, el país de las oportunidades, hay demasiada gente chiflada. Cada semana tenemos noticias de varios sucesos absurdos perpetrados por sujetos que no parecen en sus cabales. Muchos de ellos, además, tienen como cómplice a la Justicia. Es el caso de Daniel O’Hanian, un caballero neoyorquino que ha denunciado a uno de sus vecinos ¡¡¡por reírse demasiado alto!!!
Robert Schiavelli, un orondo señor de 42 años que vive con su madre y está aquejado de diversos problemas neurológicos, recibió hace unos días una citación de la Corte de Long Island por molestar con sus carcajadas a un vecino durante los días 12 y 13 de febrero. Ahora, se enfrenta a una posible condena de 30 días de cárcel o 500 $ de multa. ¿Algo desproporcionado, no? Aunque bien es cierto que, visto el vídeo, la risa del denunciado es de las que sacan de quicio.
En su defensa, Schiavelli asegura que su risa no es más que un mecanismo de defensa ante el acoso al que se ve sometido por el denunciante. “¿Qué otra cosa puedes hacer cuando un hombre te grita que eres un ‘retarded’ (retrasado)?”, afirma con resignación en el New York Post.
Fuente: 20Minutos.es

    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)