La piraña que superaba a un tiranosaurio rex al morder

Proporcionalmente a su tamaño, un antiguo pariente de las pirañas actuales asestaba una mordedura de fuerza más terrible que la del Dunkleosteus terrelli, una bestia marina prehistórica de 4 toneladas que comía tiburones, e incluso que la del Tyrannosaurus rex.

Además de la fuerza de su mordedura, la Megapiranha paranensis parece que tuvo dientes capaces de cortar los tejidos blandos del modo en que lo hacen las pirañas de la actualidad, y también capaces de perforar conchas gruesas y quebrar caparazones y huesos.

Si los cálculos realizados por el equipo de Stephanie Crofts, de la Universidad de Washington en Seattle, son correctos, probablemente de toda cosa viviente que la Megapiranha mordía, siempre arrancaba un trozo.

La fuerza de la mordedura de este animal, que vivió hace 10 millones de años, ha sido extrapolada a partir de las primeras mediciones de campo de la fuerza de mordedura de la piraña más grande de la actualidad, la Serrasalmus rhombeus, o piraña negra. Un ejemplar de poco más de un kilogramo (unas dos libras y media) es capaz de morder con una fuerza de 320 newtons, equivalente a unas 30 veces su peso corporal. Esta fuerza es casi tres veces mayor que la fuerza de mordedura de un caimán americano que tuviera un tamaño equivalente


Tomando como referencia a la piraña de poco más de un kilogramo y a otros especímenes examinados en su hábitat, los científicos calculan que la fuerza de mordedura de la Megapiranha paranensis, que pesaba aproximadamente 10 kilogramos (unas 22 libras), podría haber sido de entre 1.240 y 4.750 newtons, y posiblemente más, pudiendo llegar a superar a la Serrasalmus rhombeus proporcionalmente a su peso.

Previamente, otros científicos habían estimado que el T. rex mordía con una fuerza de 13.400 newtons, pero esto dista mucho de equivaler a 30 veces su peso corporal.

En proporción a su peso, la Megapiranha y la piraña negra tienen las mordeduras más poderosas de entre los peces carnívoros, vivos o extintos. La mordedura de la Megapiranha paranensis empequeñece a las de otros megadepredadores extintos, incluyendo al enorme Carcharodon megalodon, el cual se alimentaba de ballenas, y al monstruoso Dunkleosteus terrelli, el pez acorazado de cuatro toneladas.

Fuente: Noticiasdelaciencia.com (http://noticiasdelaciencia.com/not/6362/la_pirana_que_superaba_a_un_tiranosaurio_rex_al_morder/)
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)