Minería de asteroides, ¿realidad en una década?


La compañía privada Deep Space ha anunciado un proyecto que puede sonar descabellado, pero que, quien sabe, quizás en el futuro sea tan común como explotar las minas terrestres o los yacimientos de gas en el mar. La empresa ha anunciado que enviará en 2015 una flota de naves espaciales para explorar diferentes asteroides en el Sistema Solar y, dentro de una década, comenzar a recoger metales y otros materiales de estas rocas espaciales. Esto nos permitiría reparar y reponer combustible de las naves espaciales lejos de la Tierra, lo que facilitaría en gran manera a la humanidad llegar aún más lejos en el espacio. Suena a ciencia ficción pero, en realidad, no es la primera empresa en anunciar semejante objetivo. La batalla por explotar comercialmente las riquezas del espacio no ha hecho más que empezar.
«Esta es la primera campaña comercial para explorar los pequeños asteroides que pasan cerca de la Tierra», ha dicho el presidente de Deep Space, Rick Tumlinson. «Utilizando tecnologías de bajo coste, y combinando la herencia de nuestro programa espacial con la innovación de los genios de la alta tecnología de hoy en día, vamos a hacer cosas que habrían sido imposibles hace apenas unos años».

Según los planes de Deep Space, las primeras sondas, a las que han llamado «FireFly» (Luciérnaga) y que pesarán unos 25 kg, se lanzarán en el año 2015. Harán viajes de dos a seis meses. «Mi smartphone tiene más poder de computación del que tenían en las misiones Apolo a la Luna», recuerda Tumlinson. «Podemos hacer máquinas increíblemente pequeñas, más baratas y más rápidas que nunca. Las naves estarían listas para volar y examinar cualquier objeto que se acerca a la Tierra».
Las «FireFly» abrirán el camino a otras sondas más pesadas, de unos 32 kilos, las DragonFlies («Libélulas») que traerán muestras de los asteroides después de dos a cuatro años, dependiendo del destino. Algunas muestras ayudarán a la compañía a definir sus objetivos, otras serán utilizadas para investigación o vendidas a coleccionistas.

Viaje a Marte

El objetivo último es emplear el material y el agua de los asteroides en el espacio, reparando las naves o proporcionándoles combustible como si se tratara de un taller y gasolinera espacial. Por ejemplo, un propelente de asteroide inyectado en órbita a los satélites de comunicación extendería su vida útil y supondría un ahorro millonario. Además, la compañía cree que esto abarataría las misiones de larga duración en el espacio, como los viajes a Marte.
«La utilización de los recursos capturados en el espacio es la única manera de permitir el desarrollo espacial permanente», afirma Gump. «Más de 900 nuevos asteroides que pasan cerca de la Tierra se descubren cada año. Pueden ser tan indispensables (para nuestra expansión por el espacio) como el mineral de hierro de Minnesota lo fue para la industria del automóvil en Detroit el siglo pasado, un recurso clave situado cerca de donde era necesario. En este caso, los metales y el combustible de asteroides pueden expandir la industria espacial durante este siglo. Esa es nuestra estrategia».
Fuente: ABC (http://www.abc.es/ciencia/20130122/abci-mineria-asteroides-realidad-decada-201301221727.html)
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)