Casi pierde el pene por asaltar sexualmente a un muñeco de nieve


Me vais a permitir la licencia de arrancar el post con este acrónimo de ‘oh, my god’, expresión muy utilizada en el mundo anglosajón, mucho más que el ‘¡dios mío!’ por el que puede traducirse. Es que esta historia me ha dejado boquiabierto y no acierto a encontrar una expresión más clara con la que explicar mi asombro.
Kenneth Guillespie es un veterano señor inglés de 64 años que no ha tenido mucha suerte en la vida. Vive enBlackburn, una ciudad industrial al norte de Liverpool y tiene serios problemas de alcoholismo. Seguro que debido a su adicción, el hombre acaba de protagonizar una escena bochornosa. ¡Intentó tener sexo con un muñeco de nieve! Bueno, como dudo que el muñeco consintiera, podemos decir que intentó asaltarlo. Repito, ¡OMG!

Algunos viandantes encontraron a Mr. Guillespie semidesnudo y entre sollozos junto a los restos de lo que había sido un muñeco de nieve. Se acercaron a socorrerle y presenciaron una imagen que seguro que están deseando borrar de su mente. El hombre yacente tenía síntomas de congelación en el pene. Preocupados por su salud, llamaron a una ambulancia para que llevaran a Guillespie al hospital North Central, donde los médicos que lo atendieron ratificaron el diagnóstico. “Puede resultar gracioso, pero es algo realmente grave. Puede causar una infección, gangrena y, en consecuencia, tener que amputar el miembro”. ¡Ojo! “Afortunadamente, por lo que oí, Ken está de una pieza”, concluyó el doctor.
Fuente: El Blog del Becario (http://blogs.20minutos.es/becario/2013/01/31/casi-pierde-el-pene-por-asaltar-sexualmente-a-un-muneco-de-nieve/)
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su comentario ;)